sostenibilidad



Dumaplast concede una gran importancia a la aplicación de una política ecológica y sostenible. Cada día buscamos nuevas maneras para reducir el impacto sobre el medio ambiente. Creemos que armonizando la ecología con la economía invertimos en un crecimiento sostenible a largo plazo.

Influencia del PVC en el medio ambiente

Generalmente, el PVC es un tema de discusión sobre los posibles efectos en la salud y en el medio ambiente. Esta discusión se refiere a muchos puntos en el ciclo vital del producto en PVC, que van desde la fabricación de la materia prima hasta el tratamiento del producto final como desecho.

Además, también está el problema de la presencia de metales pesados en los estabilizadores (Pb) usados. Como se ha indicado anteriormente, Dumaplast ya usa desde hace años un estabilizador alternativo (Ca/Zn), mediante el cual se evitó este problema.

En lo referente a la aplicación del PVC en el sector de la construcción, un estudio llevado a cabo por el ente australiano CSIRO (Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation), con motivo de una polémica en la construcción de los servicios de utilidad pública para los Juegos Olímpicos del año 2000 en Sydney, concluyó que:

El uso del PVC en edificios tiene escasos efectos en el medio ambiente a causa de los siguientes motivos:

  • Los productos en PVC duro que se usan en los edificios pueden reciclarse fácilmente, cuando el edificio ha llegado al final de su ciclo vital; el material de construcción en PVC es ideal para reciclar dado que es fácil de identificar y que cada vez habrán más cantidades disponibles de estos productos en el futuro.
  • La inflamabilidad inherente del PVC es una característica positiva en el caso de incendio en edificios.

El estudio anteriormente mencionado cuenta con toda la información disponible, tanto en Australia como en el extranjero, sobre el PVC y sus aplicaciones, y también fuentes fiables de la literatura científica, además de información gubernamental y material universitario.

Además, también se hace referencia a los resultados del estudio que fue realizado por encargo de un grupo de cadenas de almacenes por parte del "National Centre for Business and Ecology" británico, publicado en 1997. Este estudio concluye:

‘El grupo de estudio no fue capaz de encontrar suficientes evidencias científicas para relacionar la producción, el uso y la eliminación de desechos de conexiones PVC con daños sustanciales en la salud, si se aplicaban las mejores prácticas de producción. De igual manera, tampoco se encontraron suficientes evidencias de daños ambientales graves como consecuencia de la fabricación, uso y eliminación de productos PVC si se actuaba dentro de los estándares más restrictivos, aunque la producción anterior y actual o el reciclaje de desechos no cumplen completamente con estas normas. Aunque existe alguna evidencia de daños contra la salud o el medio ambiente, no se ha encontrado evidencia alguna de que el PVC sea un factor importante comparado con otros procesos o productos.

Otro punto de discusión es la supuesta contribución del PVC en la producción de dioxina durante la incineración de desechos (waste incineration). El estudio anteriormente indicado de CSIRO ha concluido, además de otras muchas cosas, que:

‘La cantidad de PVC en los desechos tiene poca o ninguna influencia en la formación de dioxina durante la incineración de desechos domésticos. Parece evidente que la parte de PVC en los desechos domésticos actuales es limitada, y que no habrá daños significativos para la salud de la población o el medio ambiente si se usa de una manera eficiente el incinerador. El contenido de dioxina del producto en PVC está por debajo del límite detectable.’